Al fin alguien lo hizo: llega la moto eléctrica modular

¿Una moto eléctrica en la que tu puedes configurar en función del tipo de trayecto la autonomía y el peso?

Vas a tener que recordar un nombre porque es posible que abra los ojos de muchos fabricantes de motos: Storm Pulse. ¿Por qué? Porque por fin alguien ha entendido que el vehículo debería poder adaptarse a las necesidades de cada usuario y que con un modelo modular se puede crear la mejor de las motos eléctricas.

Los artífices de llevar a cabo esta moto eléctrica modular es un equipo de estudiantes de la universidad de Eindhoven, Holanda, que tras un año de trabajo ya tienen desarrollada una moto eléctrica cuya batería es modular. Esto significa que el cliente puede elegir entre los 24 módulos para conformar la autonomía que requiera.

Este prototipo cuenta con una batería con una capacidad máxima de 28,5 kWh, repartida en 24 módulos, que el usuario puede configurar a su gusto. Y esto tiene numerosas ventajas, por ejemplo, necesito 20 kilómetros extra porque se que voy a desviarme esta tarde antes de ir a casa: pues solo tienes que coger un módulo de la batería, subirlo al trabajo, cargarlo, y luego volver a enchufarlo.

Esta moto eléctrica modular, con los 24 módulos cargados, permite a su conductor recorrer unos 375 kilómetros sin parar, eso sí, a costa de un peso muy alto: 340 kilogramos. Su propulsor eléctrico eroga una potencia equivalente a 95 caballos y podría alcanzar los 160 kilómetros por hora.

Visto el peso de la moto con todos los módulos y lo complicado que resulta maniobrar un vehículo de dos ruedas y ese peso en las ciudades, el usuario podría usar una cuarta parte de los módulos para ir al trabajo entre semana y así ser más ágil, y conectar el resto el fin de semana para poder disfrutar de un fin de semana conduciendo.

Para poner a prueba esta moto eléctrica sus responsables quieren recorrer con ella 25.000 kilómetros en 80 días en una carrera junto a coches y autobuses eléctricos. ¿Lo conseguirán?

Con información del Hipertextual.