Consejeros del PRI se suman al Grupo de Hank

Política
Tipografía

Traicionan a Castro Trenti en Rosarito.  

Las lealtades en política son sumamente frágiles, las traiciones se encuentran a flor de piel en los entes que viven, sufren y mueren en ese mundo en el que ingerir excretas se tiene que llevar a cabo sin mostrar signo alguno de repulsión, es una condición para los integrantes de ese clan la mayoría de las veces insalvable, con sus raras excepciones, pero que evidencia la clase y calidad de la fauna política mexicana.

El interior de los partidos políticos es un crisol en el que se entretejen con suma facilidad y velocidad las lealtades y sus traiciones, las militancias se sujetan a las circunstancias y características que sobresalen para sumarse al liderazgo que en ese momento ostente el poder,  aunque éste haya sido o se le considere un antagónico político, aunque con ello se traicione a otros liderazgos, lo importante y trascendente es poder vivir del erario en cualquiera de sus niveles.

Una muestra clara de lo anterior, es lo que se viene registrando al interior del PRI en Playas de Rosarito, a partir de que se dio a conocer la convocatoria para la renovación de la dirigencia estatal que actualmente ocupa Chris López Alvarado, en donde las traiciones emergieron de inmediato.

Para nadie es un secreto que en ese municipio al igual que en el resto de la entidad, el priísmo se encuentra dividido básicamente en dos corrientes, la liderada por el zar del juego, Jorge Hank Rhon, y la que su adalid es el embajador de México en Suiza, Fernando Castro Trenti, personajes que guardan una irreconciliable animadversión, especialmente el primero sobre Castro Trenti, que ha erosionado profundamente la unidad tricolor en el estado.

Obviamente, cada grupo saco a su candidato a la presidencia estatal del PRI, por el lado del dueño de la perrera de los Xoloscuintles, Hank Rhon, presentan a un ex diputado local y un digno representante de lo más fétido del sindicalismo, David Rubalcaba, y los hijos putativos de Castro Trenti, al actual dirigente con licencia de la CNOP en el estado, Jesús García.

En el quinto municipio hay un padrón actualmente de 52 consejeros estatales de los 61 inicialmente aprobados, pero una depuración que realizaron en el comité municipal tricolor rosaritense por traiciones de individuos como Catalino Zavala Márquez, su lacayo Alejandro Cabrera y su pareja sentimental, Bianca Najar, quienes se fueron a refugiar a Morena, los restantes seis, se prendieron de la ubre presupuestal panista.

De los 51 consejeros se destacan personalidades que hace cuatro años juraban lealtad y hasta amor eterno al embajador y también derrotado aspirante a la gubernatura de Baja California, Fernando Castro Trenti, pero que ahora, creen que su conveniencia política indica que deben de sumarse a la propuesta del zar del juego en la entidad, para manifestarle su apoyo a su candidato y mostrarle su admiración y rendir con la mejor de sus zalamerías posibles, la pleitesía que les permita ingresar y ser considerados por Hank Rhon, como nuevos miembros de su tribu política.

Estos personajes que en su momento reptaron ante Castro Trenti, implorando por el otorgamiento de una candidatura a regidor, diputado local o federal y obviamente a la alcaldía rosaritense, jurando a cambio, lealtad a toda prueba y la sumisión absoluta a su voluntad política, hoy, ya se olvidaron de la lealtad prometida y se lanzaron al sendero de la traición.

Nombres como Javier Robles, Alfredo Amaro Mata, Laura Torres, Roberto Perales, Salvador Sánchez, Blanca Avilés, Mayra Robles y Dora Esquivel, son un ejemplo digno de lo fácil que es arma una traición y lo frágil que resultan las lealtades políticas.

A partir del pasado fin de semana la operación política en favor del candidato hankista a estado a cargo de Mayra Robles, quien por cierto va en la fórmula con David Rubalcaba, como aspirante a la Secretaria General del CDE tricolor, posición que de acuerdo a lo expresado por sus compañeros de partido, no esta preparada, capacitada, ni tiene el perfil requerido para tal envergadura, lo que no les extraña, ya que en peor circunstancia esta David Rubalcaba.

Lo cierto es, que a los traidores no les alcanzaran los votos para vencer a Jesús García, ni con la intervención directa de Hank Rhon, porque como se menciono anteriormente, en política las lealtades son frágiles y las traiciones fácilmente se construyen, y en el Hankismo hay traiciones disfrazadas de simulaciones.

Y sino, al tiempo.

 

Pero da igual, la suerte ya esta definida y echada para quién ocupará la silla que aún mantiene López Alvarado.