Hank Rohn les recorta presupuesto a sus candidatos

Política
Tipografía

Si de por sí van en último lugar, con ese “apoyo” que mejor dejen de participar

Para compensarles la pena de la falta de dinero ahora mejor los acompaña en sus recorridos, como si con su sola presencia los vaya a hacer ganar, pobres ilusos utilizados, lo bueno es que se trata de puros empleados, ahijados y allegados personales con los que no hay problema de que se rebelen porque si no desaparecen de la nómina.

Vergüenza le debería de dar al empresario de los Casinos Caliente, Jorge Hank Rohn, de andar de la mano de los candidatos del PRI en la ciudad de Tijuana por las colonias populares acompañándolos pensando que con su sola presencia les vaya a cambiar la impopularidad en la que se encuentran y que por ese solo hecho las cosas les vayan a cambiar como por arte de magia, acción que está llevando a cabo luego de haber ordenado recortarles el presupuesto de apoyo para toda lo que resta de la campaña hasta en un 35 por ciento y quizá piensa compensarlos y hacerles más llevadera la pena que con su “asistencia y saliva” los va hacer ganar las elecciones.

Tal acción tan drástica por parte de quien es considerado el “padrino político de la mayoría de los candidatos del tricolor en Baja California” a tan solo unos 40 días de las votaciones hace suponer que Jorge Hank cuenta con información privilegiada que le asegura que ninguno de sus “allegados” tendrá alguna posibilidad de salir avante, ni tan siquiera de ubicarse en un segundo lugar, sino que son considerados como los grandes perdedores.

Los recorridos que el Zar de las Apuestas ha hecho hasta el momento son con su ahijado, Mario Madrigal Jr. candidato a diputado federal por el Octavo Distrito, mozalbete sin experiencia, sin méritos y mucho menos capacidad, que para la militancia del tricolor existen otros elementos que le hubieran redituado mejores resultados, de los otros tres candidatos mejor ni mencionarlos porque de los tres no se hace ni uno.

En este último mes que queda para seguir haciendo labor de proselitismo es cuando más apoyo y recursos se requieren para los programas de promoción al voto, principalmente con las estructuras que para tal fin se han creado, hay que destinarles dinero para estimular que la gente salga a sufragar en favor de ellos, pero Jorge Hank en lugar de eso, mejor optó por recortárselo hasta en un 35 por ciento del presupuesto que tenían autorizado, acción que aplicó a todos sus “entenados allegados que participan en la actual contienda”, pensando que no tiene caso gastar tanto dinero si no se van a tener resultados positivos, ya que todo será puro inversión tirada a la basura por culpa de puros “cartuchos quemados” que ordenó poner como candidatos en cada uno de los distritos en todo Baja California.

Por tal motivo podemos predecir que estas elecciones será la peor debacle del tricolor en el Estado y toda gracias a las “pichicaterías” del “dueño del PRI en B.C.” Jorge Hank Rohn, a quien poco le importa tal situación porque de alguna manera él tendrá que salir ganando algo en este proceso dado sus “arreglos obscuros que las otras fuerzas políticas”, o sea que no existe la suficiente lealtad y ese eslogan que le encanta presumir de ser un “Soldado del PRI", no es otra cosa más que una farsa para ocultar sus verdaderos intereses. Hoy está demostrando que poco o nada vale sacrificar a sus amigos y sus más cercanos colaboradores, compadres y empleados que los mandó a la “guerra sin parque”.

En fin, así se las gasta este ilustre personaje de la frontera Bajacaliforniana que siente dueño y amo de Tijuana.