Reza Ochoa, pretende ratificar a Chris López por “miedo” a Beltrones

Política
Tipografía

El líder nacional del PRI como el peor de los cobardes, teme enfrentar la ira de Beltrones si quita a su ahijado como dirigente estatal del tricolor en la entidad.

Grupos y corrientes de simpatizantes ya no quieren a este “junior arrogante y prepotente” pero sobre todo inepto como operador político y culpable de la debacle electoral durante la pasada jornada.

       No obstante de la vergonzosa derrota electoral sufrida por el PRI el  pasado 5 de Junio como consecuencia de la ineptitud y la arrogancia de parte de su dirigente estatal, Cris López Alvarado quien ante su incapacidad de unificar a todas las corrientes internas de su partido originó una apatía muy elevada por parte de estas en respaldar a los candidatos durante el pasado proceso electoral enviando como mensaje a la dirigencia nacional que este “junior soberbio y arrogante” debe ser destituido de inmediato, o seguir el ejemplo de su protector político, Manlio Beltrones, “irse de manera voluntaria, que es mucho más decente”.

      A casi dos semanas de que visite Baja California Enrique Ochoa Reza, nuevo dirigente nacional del tricolor, diversos grupos y corrientes de simpatizantes de este partido le solicitaran la renuncia inmediata de Cris López Alvarado, por considerarlo el principal culpable de la debacle electoral del PRI en la pasada jornada ya que se tiene conocimiento bien justificado que los recursos que supuestamente iban a ser distribuidos para estimular la estructura electoral “nunca aparecieron, se volvieron invisibles” y entre la gente de la dirigencia estatal y los enviados del CEN “se echan la bolita uno a otro” de haberse quedado con ella, acción que desalentó a la gente a salir a apoyar a la formula priista.

    Lo peor del caso, es que en el PRI de Baja California “gobiernan, padre e hijo” y tal pareciera que “el padre ejerce un gran influencia sobre el hijo porque ahí se hace lo que el viejo dice, y tal pareciera que el plebe es únicamente un monigote pintado”, y eso todo mundo lo sabe y por tal motivo Cris López esta de más en el cargo, por “salud y el bien del partido” debe ser destituido y poner en su lugar a alguien quien realmente ponga en práctica un programa de unificación y deje a un lado interés personal o de grupo y piense en el bien y el fortalecimiento del partido.

    Ochoa Reza llega a Baja California como un perfecto desconocido, pues se sabe que aquí en la entidad nadie lo conoce, salvo alguno que otro funcionario de la Comisión Federal de Electricidad y nada lo liga para seguir “aguantando a Cris López como líder estatal” y salvo el ser ahijado de Beltrones, no tiene nada que le beneficie para seguirlo sosteniendo.

    La ratificación de Cris López Alvarado en el PRI de Baja California, sería un síntoma de que el grupo del presidente de la república Enrique Peña Nieto, en persona del nuevo jerarca nacional  del tricolor Enrique Ochoa Reza, es sinónimo de que aún le tienen “miedo a Beltrones”.